Ante el problema de los pisos turísticos al que se enfrenta Madrid, según leemos en El Mundo el Pleno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado el Plan Especial de Hospedaje (PEH), con los votos a favor de Ahora Madrid, el partido de Manuela Carmena, y del PSOE. En contra han votado el Partido Popular y Ciudadanos, los partidos de la oposición.

Según recoge Somos Malasaña, la motivación para llevar a cabo esta medida se encuentra, según el texto en “la transformación del comercio; la masificación y el sobreuso del espacio público, con el coste añadido que tiene de cara a los servicios públicos; la sustitución de la vivienda permanente de los residentes habituales por población flotante, fundamentalmente turistas, y la expulsión de estos residentes; el deterioro de la convivencia vecinal y en última instancia, la pérdida de identidad de estos barrios“. Esta oposición al nuevo modelo de ciudad que están generando plataformas de reserva y de economía colaborativa, le ha valido el nombre de “ley antiAirbnb”. Veamos qué implica.

90 días al año como máximo de “alquiler turístico” y acceso independiente respecto a los vecinos del piso

Madrid Metro

Con el nuevo PEH, el Ayuntamiento de Madrid establece que los propietarios o gestores de los pisos turísticos deberán contar con licencia para llevar a cabo la actividad que realizaban hasta ahora. Se limita a un máximo de 90 días el hecho de poder alquilar una vivienda turísticas sin realizar trámites. Sobrepasando la cifra, el Consistorio deja de considerar que el piso forma parte de la llamada economía colaborativa, pasando en ese momento a ser considerado un elemento de actividad comercial.

El Ayuntamiento ya ha estado multando a cientos de viviendas, y la cosa irá a más con la entrada en vigor, pues los inspectores de la Agencia de Actividades tendrán mucho más pisos que identificar. Otro gran cambio puede llegar de la Comunidad de Madrid, que es la que regular el aspecto de los 90 días para considerar una vivienda como turística. El Gobierno de Ángel Garrido aprobará pronto una nueva normativa que reduce el número de 90 días a cero, por lo que el alquiler turístico en Madrid estará incluso más perseguido.

Madrid puede estar ante una medida que por fin haga que se reduzcan los precios de los alquileres, pero que a la vez reduzca la actividad comercial

La otra medida más importante para los pisos turísticos es que a partir del día de la entrada en vigor del PEH, que será cuando se publique en los boletines oficiales próximamente, deberán contar con un “acceso independiente” al del resto de vecinos. ¿Qué quiere decir esto? Hablamos de la necesidad de que los turistas o usuarios de los pisos turísticos accedan a su vivienda de forma independiente al portal, escaleras o ascensor común. Sería necesario, por tanto, que los pisos contaran con escaleras o ascensores adicionales. Su aplicación, eso sí, depende de la zona de aplicación, que el Ayuntamiento regula mediante tres anillos.

En los Anillos 1 y 2, los más céntricos, el acceso independiente será obligatorio, mientras que en el tercero que registra barrios como Usera, Carabanchel o Latina, contará con menos restricciones en este sentido.



Ver en Genbeta

0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *