1590025246_840_560.jpg

Project Reunion es la nueva iniciativa de Microsoft para unificar las apps Win32 y UWP

Las aplicaciones UWP (Universal Windows Platform) fueron hace unos años la gran apuesta de Microsoft para fomentar el desarrollo de nuevas apps. Pero por un tiempo, el fracaso de Windows 8 y el auge de las PWA (Aplicaciones Web Progresivas) dejaron en el congelador las expectativas de futuro de las UWP.

Luego Microsoft empezó a cambiar de estrategia, a proporcionar mejores herramientas a los desarrolladores para que llevasen sus aplicaciones a la Tienda de Microsoft, al tiempo que sonaban rumores de que sus planes a medio plazo pasaban por cerrar la brecha entre las UWP y las apps Win32, lo que daría como resultado la aparición de un nuevo tipo de apps unificadas llamadas, sencillamente, “Windows Apps”.

Una API para unificarlas a todas

Pues bien, la conferencia de desarrolladores Build 2020 de Microsoft ha sido el marco elegido por la compañía para confirmar todo eso: bajo el nombre Project Reunion, los de Redmond se preparan para unificar ambos tipos de APIs y desacoplarlas del sistema operativo gracias al uso de su nuevo gestor de paquetes.

Esto permitiría a los desarrolladores crear apps sin preocuparse por los problemas de compatibilidad… y también actualizar las aplicaciones pre-existentes haciendo uso de funcionalidades C++, .NET o React Native.

Project Reunion se basa a su vez en el uso de dos componentes: WinUI 3 (que permite que haya apps con interfaces de usuario escalables) y WebView2 (que integra contenido web en apps nativas haciendo uso de la tecnología de Chromium).

Tras la llegada de Project Reunion, las aplicaciones desarrolladas podrán ejecutarse en Windows, en la nube y en móviles tanto Android como iOS. Y, además, dicha unificación permitiría impulsar el uso de la Tienda de Windows, al dejar de ser ésta coto de caza exclusivo de la UWP.


Ver en Genbeta

1589592947_840_560.jpg

Las mejores webs para escuchar radios online de todo el mundo

Pese a todas las oportunidades comunicativas que ofrece Internet, nos gusta usarlo también para acceder a los ‘viejos’ medios de comunicación: para leer ediciones digitales de periódicos en papel, emisiones en streaming de canales de TV… y también para escuchar emisoras de radio.

Pero si hay una ventaja que tiene escuchar la radio online frente al sistema tradicional es que la situación geográfica deja de ser un problema: de repente, tenemos acceso a cientos de emisoras de todo el país… o a decenas de miles de emisoras de todo el mundo.

Por eso, para saber a dónde recurrir según el contenido que estemos buscando, te hemos preparado esta pequeña (pero completa) lista:

Streema

Streema

Streema es un directorio web (y app móvil para Andorid y iOS) que nos facilita reproducir en torno a 70.000 emisoras de radio diferentes (y 10.000 canales de televisión).

Nos permite navegar por un sistema de categorías según zona geográfica (por continentes) y por clasificación (Música, conversación, noticias y deportes); a eso se le suma un sistema de etiquetas por géneros.

Al acceder a cualquiera de las emisoras, el correspondiente reproductor se abrirá una ventana adicional (aún dentro de streema.com). Además, si poseemos una página web, nos ofrecerá la opción de insertar en la misma un widget reproductor personalizable de nuestra emisora favorita.

Radio.Garden

Garden

Probablemente Radio.Garden sea la opción más novedosa de la lista: un trasunto radiofónico de Google Earth que nos permite recorrer el globo terráqueo y seleccionar todas las emisoras de radio que emiten desde un mismo punto geográfico.

Así dicho suena simple (nada de búsqueda por categorías ni géneros, nada de podcasts…), pero lo que hace esta web (un proyecto del Instituto del Sonido y la Visión de los Países Bajos), lo hace bien.

Es una forma de animarte a ‘recorrer mundo’ y de encontrar alguna pequeña joya.

Radio-Espana.es / myTuner

Radio Espana

Esta web, centrada en emisoras de radio españolas, nos permite navegar entre ellas en base a la comunidad autónoma desde la que emite o, en caso de ser musical, al género que mejor etiqueta su oferta sonora.

Un distintivo interesante de esta web es que ofrece también una pestaña desde la que podremos acceder al archivo de los podcasts de los principales programas de radio nacionales.

La página está relacionada con otra muy similar (myTuner) que, en su caso, permite acceder a la oferta radiofónica de multitud de países (si buscamos contenido español, será calcado al de Radio-Espana.es). MyTuner cuenta, eso sí, con sus correspondientes apps móviles.

Emisora.org.es

Emisora

La propuesta de Emisora.org.es no se diferencia mucho de la anterior: la portada ofrece una selección variada de canales para su acceso rápido, y si no encontramos nada relevante, podremos recurrir a la barra lateral y navegar por géneros y regiones.

Y también como la anterior, está vinculada a otra web que facilita el acceso a contenidos de diversos países.

AccuRadio

Accuradio

AccuRadio se presenta (en inglés) como una web “de amantes de la música para amantes de la música”. Técnicamente no nos permite escuchar emisoras reales, pues sólo ofrece canales de contenidos online seleccionados por la propia web.

Su presencia en la lista se debe a la gran variedad de alternativas que ofrece, no penséis que es la típica fórmula de “un canal por género”: ofrece incluso canales ‘curados’ por diversos profesionales de la radio anglosajona.

Y si una canción no te convence, siempre puedes pasar a la siguiente pista.


Ver en Genbeta

1589160898_840_560.jpg

Cómo publicar una web gratis usando Netlify y Github

Hace unos años, antes del auge de WordPress y otros CMS, la mayor parte de las webs eran estáticas: se componían meramente de archivos HTML, CSS y, en algunos casos, de scripts JS… y no requerían de tecnologías como PHP o bases de datos SQL.

Para un internauta de hoy en día, esas webs se perciben como funcionalmente limitadas; y, para un webmaster, podían llegar a ser un infierno a la hora de actualizarlas.

Pero, ¿por qué iba a interesarle al resto de usuarios, que están más que servidos con WordPress y similares, conocer un servicio de hosting de páginas estáticas (por mucha popularidad que esté cosechando en los últimos tiempos) más allá de funciones educativas o similares?

Fundamentalmente, por dos razones: porque las páginas estáticas, hoy en día, pueden ser mucho más complejas e interesantes que las de hace unos años, y porque el servicio del que vamos a hablar nos permitirá tener un sitio o aplicación web online, de forma gratuita, sin publicidad y fiable. Sin más dilación, veamos qué es Netlify.

Netlify

Si quisiéramos definir Netlify en pocas palabras, diríamos que es un servicio de hosting para sitios web estáticos. Pero es un hosting al que nosotros no subiremos nada, por lo que toca olvidarse de cuentas FTP o similares: el código HTML, Javascript e imágenes estarán alojados en nuestro servicio Git favorito (Github, Gitlab o Bitbucket).

Netlify

A cambio, ofrece toda una serie de características que no encontraremos en otros servicios para sitios estáticos como Firebase o Github Pages:

  • Despliegue continuo: permite vincular nuestro sitio web con un proyecto Git, con el objetivo de poder actualizar automáticamente el primero tras cada actualización que llevemos a cabo en el repositorio.

  • Rollbacks: Si un cambio en el repositorio ha causado algún efecto indeseado en nuestro sitio web, siempre podremos hacer retroceder éste a una versión anterior de sí mismo con un único clic.

  • DNS: permite administrar zonas dentro del dominio netlify.com, así como usar dominios personalizados que hayamos adquirido.

  • HTTPS: disponible de forma automática para todas las zonas gestionadas por Netlify.

  • Split Testing: Nos da la opción de redireccionar un porcentaje configurable de nuestro tráfico web a una ‘rama’ de prueba de nuestro sitio, con el objetivo de realizar tests A/B.

A excepción de esta última característica (en fase beta), todas las demás opciones están disponibles en el plan ‘Starter’ de Netlify, totalmente gratuito, por lo que nos ofrece todo lo que necesitamos para poner online nuestra web.

Manos a la obra

Podemos usar nuestra cuenta en Github, Gitlab o Bitbucket para registrarnos e iniciar sesión en Netlify. Tras eso, cuando pretendamos crear desde éste nuestro sitio web, tendremos que dar acceso a Netlify a nuestra cuenta en Github (por ejemplo), y posteriormente se nos pedirá que vinculemos el sitio web a un proyecto concreto ya existente en la misma.

Netlify4

Tras unos cuantos clics (el procedimiento es bastante intuitivo), y habiendo realizado el primer despligue, Netlify nos notificará que tenemos lista y online nuestra web en un subdominio de netlify.com. Sólo tendremos que pulsar el botón de “Domain settings” para hacer que esa URL (algo larga, y poco memorizable) sea sustituida por un dominio de nuestra propiedad.

Web Final Pantalla final del proceso de creación de nuestro sitio web en Netlify (izquierda) y aspecto final del mismo (derecha).

Páginas estáticas… que no lo son tanto

Aunque para la prueba anterior hemos utilizado una web 100% estática (sólo un archivo HTML), lo cierto es que Netlify facilita crear páginas más complejas, en las que el límite entre lo estático y lo dinámico se desdibuja.

En los últimos años han ido apareciendo diversas aplicaciones que permiten generar sitios webs estáticos, pero que recurren a sistemas de gestión de contenidos y plantillas, e incluso a editores WYSIWYG.

Así, recurriendo a esta clase de software, apenas existe diferencia entre crear una web dinámica usando un CMS y optar por una estática, al margen de que esta última no se regenerará cada vez que un usuario la visite (algo parecido, por otra parte, a lo que ocurre con una web WordPress cuando accedemos a ella a través de un CDN).

Entrar en detalles sobre los mismos excede el objetivo de este artículo, pero si visitáis StaticGen.com, podréis acceder a un listado de los generadores de sitios estáticos más populares (Next.js, Gatsby, Hugo, Jekyll, etc), cada uno con su correspondiente botón de ‘Deploy to Netlify’.

Esto, unido a los apartados que la propia documentación de Netlify dedica al uso de los mismos os ayudará a crear sitios con la última tecnología web sin necesidad de gastar absolutamente nada en alojamiento.


Ver en Genbeta

1588728824_840_560.jpg

Idealista permitirá a las inmobiliarias presentar simulaciones de cómo se verían sus pisos y oficinas una vez adecentados

La crisis del coronavirus ha paralizado la actividad económica presencial en muchos países. Y esto ha afectado, claro está, a las inmobiliarias, que tanto dependen de las visitas de compradores a las casas en venta o alquiler.

Por eso, los gigantes del sector buscan modos de sortear este problema y seguir haciendo llegar sus ofertas al público. E Idealista, el mayor marketplace inmobiliario de nuestro país, se ha propuesto lograrlo incorporando una tendencia en auge, el ‘virtual home staging’ al catálogo de servicios de su portal.

Pero, ¿en qué consiste exactamente?

El ‘home staging’ es…

El ‘home staging’ tradicional (término traducible como “puesta en escena del hogar”) es una práctica habitual en el sector inmobiliario, basada en alterar el aspecto de una propiedad en venta para hacerla más acogedora y atractiva a los ojos del potencial comprador que la visite presencial o virtualmente, incentivándole de este modo a comprar o alquilar.

Para ello, los profesionales recurren a cambiar los accesorios de la casa (u oficina, o nave industrial, etc) o bien a reorganizar o sustituir temporalmente los muebles.

Sin embargo, esta práctica tiene sus limitaciones: no resulta útil, por ejemplo, cuando la casa está aún habitada y las alteraciones que exigiría el home staging resultan incompatibles con la vida cotidiana de sus habitantes, o cuando el inmueble en cuestión aún no ha finalizado su construcción.

En ese caso, las agencias inmobiliarias estarían interesadas en encontrar un modo de presentar al comprador cómo podría quedar la casa una vez se realicen los cambios pertinentes: un modo de realizar home staging sin necesidad de transportar y colocar muebles y accesorios.

Staging La misma cocina, antes y después de pasar por el ‘home staging’ (Imagen de Emily May. vía Flickr).

La apuesta de Idealista por el ‘virtual home staging’

Ahí es donde entra la tecnología para permitir realizar ‘virtual home staging’: simulaciones informáticas de ese posible aspecto futuro de la casa de nuestros sueños. En estos últimos meses, entidades como la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios de EE.UU., por ejemplo, lo ha propuesto como alternativa recomendada a sus miembros.

En España hace ya aproximadamente un lustro que varias empresas ofrecen servicios de este tipo a las inmobiliarias (también ofrece un servicio similar Ikea al usuario final, a través de la app móvil de su catálogo); pero todo indica que la apuesta de Idealista por este servicio puede terminar de situarlo en el mapa de lo ‘mainstream’ para el sector.

Según explican en su web corporativa,

“Ya es posible que los profesionales inmobiliarios puedan imaginarse y visualizar cómo quedaría decorada una habitación vacía, ya sea el comedor o un dormitorio.

Entre todas las posibilidades que ofrece este nuevo servicio, el usuario podrá, solo en idealista, colocar muebles nuevos, plantear la luz adecuada o imaginar cómo quedarían las paredes con un nuevo color.

[…] Además, esta funcionalidad cuenta con el efecto cortinilla que permite ver en tiempo real el ‘antes’ y el ‘después’ en todos tus inmuebles con decoración virtual, lo que facilita al posible comprador o inquilino la visualización de cómo quedaría una estancia decorada”.

Vía | Idealista


Ver en Genbeta

840_560.jpg

Google pone fecha a la expulsión de Chrome Webs Store de aquellas extensiones maliciosas o de baja calidad de su navegador

Pese a la rivalidad de Mozilla Firefox, la superviviencia de Opera, el auge de Microsoft Edge y el desembarco de nuevas opciones como Vivaldi y Brave, Google Chrome sigue ostentando con comodidad el trono de los navegadores.

Pero un gran poder conlleva una gran responsabilidad, como diría Spider-Man, y esto obliga a los desarrolladores de Chrome a poner especial cuidado en aspectos como la protección de la privacidad de su navegador… o en la política de aceptación de extensiones en la Chrome Web Store.

Por eso, la compañía ha anunciado un cambio en esta última para el próximo 27 de agosto, momento en el que piensa decretar el exilio de su tienda de extensiones a aquellas de las mismas que resulten “engañosas” o hagan gala de su “mala calidad”, un problema que lleva ya unos meses en boca de los usuarios.

Eso facilitaría a los usuarios buscar y navegar entre el actual maremágum de 200.000 extensiones que aloja actualmente la CWS, muchas de ellas no funcionales o meras imitaciones de otras más reconocidas.

Las nuevas normas de la Chrome Web Store

De modo que ¿qué médidas tiene pensado adoptar Google para ‘enseñar la puerta’ de la Chrome Web Store a esta clase de extensiones? Pues bien, según esta nueva norma (que podemos consultar aquí), quedarán excluidas aquellas extensiones

  • Que cuenten con metadatos engañosos, irrelevantes, excesivos o en un formato no estandarizado.

  • Cuyo único fin real sea instalar/iniciar otra extensión, o una página web.

  • Que abusen de las notificaciones, los anuncios o los mensajes no deseados, cayendo en el spam y/o degradando la experiencia del usuario.

  • Que envíen mensajes en nombre del usuario sin darle a éste la posibilidad de confirmar el contenido y/o los destinatarios de los mismos.

  • Que ofrezcan funcionalidades duplicadas (como aquellas que, aun presentando distintos metadatos, cambian el fondo de la pantalla del navegador introduciendo una misma imagen).

  • Que manipulen el modo y/o el orden en que la Chrome Web Store las muestra (a través, por ejemplo, de la multiplicación de ‘palabras clave’ en su descripción), o que ofrezcan incentivos para que los usuarios las usen (“Por ejemplo, un juego no debe otorgar bonus por instalar una determinada extensión”).

Imagen | vía Tsahi Levent-Levi


Ver en Genbeta

1587864513_840_560.jpg

ver Star Wars en formato ASCII desde la terminal

Que sí, que sobran sitios para ver películas online gratis, aparte de la enorme oferta de servicios de vídeo bajo demanda que ya tenemos. Y sí, que hace unas semanas llegó Disney+ a España con todas las películas de Star Wars en su catálogo.

Pero, si quieres elevar tu nivel de frikismo probablemente un poco más allá que cualquier otro fan de la saga, puedes hacerlo viendo esta versión en arte ASCII de la película original de Star Wars, y de paso desde la consola de comandos.

Telnet towel.blinkenlights.nl

Star Wars En La Terminal Ascii

Usando el protocolo de red Telnet podemos acceder a la url towel.blinkenlights.nl para disfrutar la película. Si estás en Windows vas a necesitar activar el cliente Telnet del sistema. Es muy sencillo, solo tienes que abrir el Panel de Control (presiona la tecla de Windows, escribe “panel de control” y presiona Enter”).

Telnet Windows 10

En el Panel de Control haz click en Programas, luego en Activar o desactivar las características de Windows y finalmente marca la casilla “Telnet Client“. Espera que Windows instale los componentes necesarios y listo.

Ahora abre el símbolo del sistema, o la PowerShell, o la nueva Terminal de Windows si la tienes instalada, y en cualquiera de las consolas de comando puedes escribir telnet towel.blinkenlights.nl y presionar Enter para que arranque la película.

Anotacion 2020 04 24 143404

Si el asunto de la terminal de parece muy complicado, también puedes disfrutar de la animación original desde el navegador ingresando a la web de asciimation.co.nz


Ver en Genbeta

1587432462_840_560.jpg

Avatarify te permite usar un ‘deepfake’ como avatar durante una videollamada y hacerte pasar por un famoso

Ahora que las videollamadas se han convertido en uno de nuestros principales ámbitos de interacción social (y lo que nos queda), la gente busca modos de animar estas reuniones recurriendo a funciones como los fondos personalizados (están surgiendo toda clase de usos creativos para los mismos).

Pero, ¿y si te invitaran a una videollamada y tus interlocutores no te vieran entrar a ti sino, pongamos, a Elon Musk? Esa fue la idea que llevó al desarrollador Ali Aliev a crear Avatarify, una herramienta de código abierta que es capaz de superponer el rostro de una celebridad al tuyo propio en tiempo real. Es decir, de crear vídeos deepfake a partir de la señal de nuestra webcam.

Avatarify se basa en el modelo de machine learning conocido como “First Order Motion Model for Image Animation“, que requiere de ser entrenado con varias imágenes del rostro o rostros a simular, pero que prescinde del entrenamiento con imágenes de nuestro rostro, lo que facilita intercambiar el ‘avatar’ en tiempo real.

Aliev ha subido a YouTube la prueba que hizo ante sus amigos simulando ser un Elon Musk que había terminado por error en esa videollamada: la reacción de los participantes deja claro que pudo mantener por un largo rato el engaño. Otro vídeo posterior recoge a Aliev ‘cambiando de caras’ y convirtiéndose consecutivamente en Obama, Steve Jobs, Einsteins o Eminem.

¿Y eso también puedo hacerlo yo?

Nuestros compañeros de Xataka han hecho la prueba de usar Avatarify para reproducir el engaño de Aliev (el código fuente del programa está públicamente disponible en Github). En este artículo relatan, punto por punto, cómo instalarlo en Windows y cómo usarlo mientras participamos en un videollamada en Zoom, Skype o cualquier otra aplicación por el estilo.

Y la conclusión de dicha prueba es que…. crear deepfakes mediante Avatarify en un ordenador normal y corriente puede estar bien para echarse un risas, pero que si pretendemos hacernos pasar de forma realista por otra persona, esta no es aún una tecnología al alcance del usuario medio. Vamos, que no va a colar. Para muestra un botón:

Vía | FOSSbytes


Ver en Genbeta

1587000303_840_560.jpg

Google ha creado un software que crea algoritmos de inteligencia artificial y los hace evolucionar siguiendo el modelo de Darwin

La inteligencia artificial está evolucionando, pero de forma literal, con ‘supervivencia del más apto’ incluida. Y es que investigadores de Google han estado tomando prestados conceptos de la teoría darwiniana para crear software de IA capaz de crear nuevas generaciones de inteligencia artificiales sucesivamente más perfeccionadas que sus predecesoras.

Hacer avanzar la IA requiere de tiempo: primero hay que crear redes neuronales, libremente basadas en la estructura de nuestro cerebro, y sus creadores deben dedicar meses trabajando en el modo en interconectar las ‘neuronas’ que las forman.

Aunque en los últimos años se ha conseguido automatizar algunas partes de esta tarea, su generación sigue limitada por el hecho de basarse en diseños realizados por humanos; y que, por lo tanto, reproducen los sesgos y prejuicios de éstos. Esto conlleva que “posiblemente [se esté] reduciendo el potencial de innovación” de la IA, según un paper publicado por Google Brain, la división de IA de la compañía del buscador.

Tranquilos, no es Skynet

Ahí es donde entra AutoML-Zero, un programa open source (tienes su código fuente en Github) creado por Quoc Le, científico de computación de Google, que es capaz de crear aleatoriamente y desde cero miles de nuevos algoritmos.

“Nuestro objetivo final es desarrollar conceptos novedosos de aprendizaje automático que incluso los investigadores no pudieron encontrar”. Y es que los pasos en los que los humanos nos estancamos no tienen por qué afectar igual a un algoritmo al que no le hemos dado forma nosotros, sino el azar y la selección.

Una vez creados, los pone a prueba entrenándolos para realizar tareas sencillas (por ejemplo, de reconocimiento de imágenes) y evalúa su rendimiento, haciendo que los mejores pasen a una nueva fase del experimento. Tras eso, el código de los algoritmos se modifica ligeramente y de forma, de nuevo, aleatoria, para volver a someterlos a prueba.

Las variantes exitosas se incorporan al resto de algoritmos para que, al llegar a la tercera fase, el programa pueda ofrecer a sus creadores un ‘catálogo’ variado de algoritmos mejorados. (Aunque, bien pensado, esto, además del proceso de mutación inherentemente unido al de selección natural de Darwin, también tiene algo de la simbiogénesis de Margulis).

Estos procesos (creación, selección, ‘simbiogénesis’) se llevan a cabo en cuestión de segundos, lo que ha permitido a AutoML-Zero reproducir décadas de investigación en IA en cuestión de días a fuerza de ‘hacer evolucionar’ millones de algoritmos.

Ha llegado, incluso a “redescubrir” por su cuenta técnicas tradicionales de IA. Pero ahora quieren ir un paso más allá. “Este es un enfoque que nos emociona de verdad”, explica Quoc Le: “descubrir algo realmente fundamental que llevaría mucho tiempo hasta que los humanos lo descubrieran”.

Vía | ScienceMag

Imagen | Wikipedia


Ver en Genbeta

1586568128_840_560.jpg

un paso más para dejar de depender del smartphone

Aunque con el tiempo la web de Instagram ha ido mejorando y completándose en cuanto a funciones, todavía está lejos de la paridad. En ese sentido, en febrero conocimos que desde la compañía estaban probando con los mensajes desde la web, y hoy, día 10 de abril, Instagram acaba de anunciar que los mensajes de Instagram Direct ya están disponibles para todos desde el navegador.

Tal y como ocurre en las aplicaciones móviles (el iPad lamenta la falta de una aplicación dedicada a día de hoy), los mensajes directos de Instagram en su versión web se acumulan en el mismo apartado que el de los comentarios a las respuestas.

La web de Instagram dice, por fin, adiós a una de sus carencias más importantes, pero queda otra

Desde la web de Instagram ya podemos ver las Stories y los mensajes directos, algo que agradecerán los usuarios de a pie y las empresas que utilizan el servicio para gestionar cuentas grandes. Ahora se hace mucho más cómodo el simple hecho de poder reaccionar a algo que nos digan por privado, sin necesidad de levantar el smartphone y perder tiempo abriendo la aplicación y escribiendo en el teclado virtual.

Instagram

La función se integra a la perfección con la web, y a ella se puede acceder desde el icono clásico de avión de papel que encontramos en la aplicación móvil en la parte superior derecha. En la web, la ubicación es parecida, y se sitúa entre el icono del feed y el de la brújula de Explorar. Respecto a la versión móvil, perdemos la posibilidad de enviar audios, GIFs y stickers, pero seguimos pudiendo subir fotografías que tengamos en nuestro equipo.

Ante la llegada de una nueva función así el usuario solamente puede alegrarse, pero lo cierto es que ahora que se recibe, nos hace pensar en lo que aún falta: subida de fotos desde la web. Si bien es cierto que en los comienzos de Instagram la red era totalmente móvil y no tenía sentido poder subir imágenes desde el ordenador, ahora mismo el enfoque es muy distinto, y flexibilidad esa función aligeraría muchos flujos de trabajo.

Temas




Ver en Genbeta

1586136000_840_560.jpg

qué son, para qué sirven y cómo podemos editarlas en Windows y Linux

No hace falta ser un programador para tener que haber lidiado en algún caso con las variables de entorno. Puede ser, por ejemplo, que a la hora de instalar o configurar algún programa para Windows te hayas encontrado con una ruta que, en lugar de seguir la típica estructura “C:/Users/YoMismo/carpeta” muestre algo como “%USERPROFILE%/carpeta”.

Eso es porque %USERPROFILE% es una variable de entorno: es decir, una cadena de texto que sistemas operativos como Windows, Linux o Mac usan para almacenar valores que pueden variar de un equipo a otro -o, como en este caso, de un usuario a otro- pero que, sin embargo, necesitan de un modo unificado de acceder al mismo.

Explícamelo más despacito

Normalmente, esos valores hacen referencia a archivos, directorios y funciones comunes del sistema cuya ruta concreta puede variar, pero que otros programas necesitan poder conocer.

El ejemplo anterior permite que un programa sepa acceder a tu carpeta de usuario incluso si no le has indicado el nombre del mismo. O incluso si no sabe qué versión de Windows usas (recordemos que el ‘C:Users’ de Windows 10 era ‘C:Document and Settings’ en Windows XP).

Da igual, porque toda esa información se encuentra definida en las variables de entorno, garantizando que todos los programas para Windows puedan realizar su labor correctamente en cualquier equipo. Porque hay muchas más variables de entorno además de %USERPROFILE%. Veamos algunas:

  • %APPDATA% – Remite a la carpeta oculta para datos de programa, dentro de la carpeta de usuario. En Windows 10 la ruta por defecto es *”C:UsersNombreDeUsuarioAppDataRoaming”.

  • %COMMONPROGRAMFILES% – Remite a la carpeta donde los programas almacenan archivos comunes. En Windows 10 la ruta por defecto es “C:Program FilesCommon Files”.

  • %PROGRAMFILES% – Remite a la carpeta donde se instalan los programas. En Windows 10 la ruta por defecto es “C:Program Files”.

  • %WINDIR% – Remite a la carpeta donde se instala Windows. En Windows 10 la ruta por defecto es “C:Windows”.

Pero las variables de entorno no siempre equivalen a rutas de directorios: pueden remitir a otra clase de información. Así, %TIME% devuelve la hora actual del sistema, %OS% la versión del sistema operativo y %PATHEXT% la lista de extensiones de archivo consideradas ejecutables (lo común es que la lista incluya, además de los .EXE, archivos como los .BAT, los .COM, .CMD, .JS., .JSE, .MSC, .VBE, .VBS, .WSF, .WSH, etc).

Pero quizá la variable de entorno con la que más habitualmente tendremos que lidiar será %PATH%. ¿Y cuál es su función? ¿Os habéis fijado que, cuando tecleáis un comando propio de Windows (por ejemplo, Regedit) no es necesario teclear la ruta completa del ejecutable?

Eso es porque, cada vez que tecleamos un comando, el sistema revisa las carpetas contenidas en la variable %PATH% para comprobar si algún archivo ejecutable coincide con el mismo.

Es un recurso muy usado, por ejemplo, por los desarrolladores que desean llamar a un intérprete o compilador desde la carpeta del proyecto en el que estén trabajando; muchos IDE también recurren al %PATH% para ejecutar dichas herramientas.

Java He aquí lo que ocurre cuando llamamos al intérprete de Java pero no hemos incluido el directorio del JRE en el %PATH% de Windows.

Comprobar y editar nuestras variables de entorno en Windows

Si quieres comprobar si los valores de dichas variables en tu equipo coinciden con los aquí expuestos, puedes abrir una ventana de la línea de comandos (CMD, no el Power Shell) y teclear “ECHO” seguido de la variable en cuestión. Si prefieres listar todas las variables y sus respectivos valores, vete (ahora sí) al Power Shell y teclea “Get-ChildItem Env:”.

Pero si no te gusta recurrir a la línea de comandos, hay otra herramienta que nos permitirá no sólo comprobar el valor de cada variable, sino también editarlas de forma muy sencilla. Sólo tenemos que introducir ‘Configuración avanzada del sistema’ en ‘Buscar’, y abrir “Variables de entorno” en la ventana que nos aparezca. Y nos aparecerá algo parecido a esto:

Variables De Entorno En Windows 10 Variables de entorno en Windows 10

Una vez lleguemos a este punto, sólo deberemos seleccionar la variable que nos interese cambiar y hacer clic en “Evitar”. También podemos añadir nuevas variables o eliminarlas.

Variables de comandos en Linux

En el caso de Linux, el papel de las variables de entorno es el mismo que en Windows, aunque no encontraremos exactamente las mismas ni con los mismos nombres.

En este sistema operativo, deberemos recurrir al comando ‘printenv’ para visualizar tanto la lista completa de variables como el valor de cada una de ellas individualmente.

Etc Environment Contenido de un archivo ‘/etc/environment’, visualizado con el editor de texto Nano.

Así, en Linux encontremos variables como ‘SHELL’ (shell que interpretará los comandos, en la mayoría de distribuciones será Bash), ‘LANG’ (idioma actual) o ‘HOME’ (directorio de inicio del usuario actual).

Para cambiar sus valores, deberemos recurrir a editar, principalmente, tres archivos de texto:

  • “/etc/environment” – Para variables independientes del intérprete de comandos.

  • “etc/profile” – Las variables que definamos aquí serán válidas para todas las shells interactivas que exijan login. Su equivalente si queremos definir únicamente variables de usuario es ~/.bash_profile.

  • “/etc/bash.bashrc” – Igual que el anterior, pero para shells no-login. Su equivalente si queremos definir únicamente variables de usuario es ~/.bashrc.


Ver en Genbeta